viernes, 25 de noviembre de 2011

Así que quieres ser escritor/a?


Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.
 

Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del ordenador
ó clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras,
no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez,
no lo hagas.
Si te cansa sólo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero tienes que leerlo a tu esposa
ó a tu novia ó a tu novio
ó a tus padres ó a cualquiera,
no estás preparado.

No seas como tantos escritores,
no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.
Las bibliotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con esa gente.
No seas uno de ellos.
No lo hagas.
A no ser que salga de tu alma
como un cohete,
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti
esté quemando tus tripas, no lo hagas.
Cuando sea verdaderamente el momento,
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
ó hasta que muera en ti.
No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.

CHARLES BUKOWSKI EN ESPAÑOL

4 comentarios:

ana dijo...

Me encanta, quiero el acceso. Gracias guapetona, el día del encuentro, genial.

BESOS.

San dijo...

Desde dentro quemando, brasa ardiente, te enloquece si lo callas. Yo quiero ese acceso.
Va cogiendo forma pasito a pasito.
Besos.

Encarni dijo...

De eso se trata de que vaya cogiendo forma entre todos/as. Nos vemos.

Besitos.

Corso dijo...

...No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.

Con el paso de años me he permitido la licencia de comparar la literatura con el amor. Son las mujeres quienes vienen y van, las que llegan a tu vida cuando más las necesitas y salen de ella cuando han hecho por tí cuanto podían o cuanto tú pudiste hacer por ellas. Del mismo modo la literatura no es una carrera de fondo, no hay una meta. Se trata de un viaje.

Son los libros quienes llegan a tí, casi siempre en el momento preciso, cuando más los necesitas o cuando más pueden enseñarte o cuando estás realmente preparado para comprender lo que se esconde más allá de la tinta impresa. Lápiz en mano comprendes que son las historias las que deciden salir de ti cuando necesitaban ver la luz, cuando han tomado la forma que deseaban, no en tu cabeza, que a menudo actua más como un censor inepto que como una herramienta, sino de donde brota la pasión que verdaderamente nos mantiene vivos: del corazón.

Muchas gracias por el trabajo que te has tomado poniendo en marcha este blog. Nos vemos el día 14.

Un fuerte abrazo para todos!