lunes, 4 de febrero de 2013

Pillado



Con vuestro permiso tomo prestado el blog para dedicarle esta entrada a José Miguel.
Lo pillé el otro día desde el autobús por el Bulevar y quiero regalarle esta foto aunque se le ve pequeño.



Lo vi también otro día por la Calle Cerón y me dijo que él lo que quiere es ser feliz, y que estaría bien un taller para enseñarnos a ser felices.

Le pregunté que quién sería el profesor o la profesora, pensaba y pienso y lo que pienso lo escribo aquí de forma ocasional, que lo que vale para una persona no vale para otra porque imagino que tendremos conceptos diferentes sobre la felicidad.

De todas formas, le dije: que a una persona sin trabajo, sin casa, o con una enfermedad incurable por poner varios ejemplos es difícil o imposible enseñarla a ser feliz.

En fín José Miguel, aquí tienes tu fotillo.

Besos para todos.


6 comentarios:

San dijo...

Aquí está pillado jajaja, un bonito detalle este.
Un taller para aprender a ser feliz, no esta mal, aunque pienso que hay personas que apesar de todo lo que les rodea, de las situaciones negativas que viven, a pesar de ese sin trabajo, sin casa y demás, saben ser felices. Desde fuera puede no entenderse, pero lo son, saben serlo, porque les nace o por que lo eligen.
Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

la idea del taller es buena, las objeciones son validas
Abrazo

Encarni dijo...

Mira que bien lo has pillado. No estaría mal un taller de estos, de la felicidad se ocupa la psicología positiva, y como decía un poeta que ahora no recuerdo, somos el tiempo que nos queda, y con ese tiempo sea el que sea podemos hacer con él lo que queramos, y si se elije ser felices pues es la mejor opción.

Un abrazo

Ana Villalobos Carballo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana Villalobos Carballo dijo...

jajaj,pillado infraganti. Aunque no estoy demasiado de acuerdo con Ana, para ser feliz en realidad hacen falta muchas menos cosas de las que nos imaginamos.

No consigo publicar en el blog así que dejo aquí el enlace a la última entrada que he colgado en mi blog, con mi agradecimiento a Café de Palabras, porque sin vuestro impulso seguramente ese texto nunca hubiera llegado a ver la luz.

http://coreografiadeemociones.blogspot.com.es/2013/02/el-miedo-acostado-en-el-amor.html

Un beso

Ana



ana dijo...

Hace falta una casa para ser feliz, y salud, creo que esto es básico y no creo que sea mucho pedir.

Besos.