miércoles, 17 de abril de 2013

Límite 20, más un anexo.



Yo, soñador que se levanta a las doce,  renuncio a todos los miedos que surfeando aparezcan en plena ola marina (límite 20).



(viene del límite anterior, que por ser lo que somos, invito a dar un paseo por la primavera que está que se sale del tiesto)



Yo, con argumentos inapelables, renuncio a dejar de sentir el sabor de la sal en los labios.


Yo, compañero de proyectos insuperablemente fracasados, renuncio a dejar pasar la danza de una mariposa, que a cámara lenta va dibujando su camino, dejando una estela de fragilidad y belleza.


Yo, escritor que se embelesa con los escritos de los demás, renuncio a no publicar en papel.


Yo, en definitiva, que me pierdo escuchando una balada de las que se bailan mientras hablas al oído, renuncio a la ronda de cervezas si me toca apoquinar a mi, alegando que ya es tarde. 

Pero a tí no puedo renunciar, porque en esa renuncia me va la vida.  

Más renuncias en lo de Juliano

20 comentarios:

Mar dijo...

El mejor: renunciar a la ronda de cervezas si toca apoquinar... jajajajja

Bss.

Encarni dijo...

Malandrin,renuncias... renunicias... pero no has renunciado a las 20 estipuladas, que me da a mi que eres generoso en palabras pero cuando toca pagar, renuncias!!! Jajajaa

Un abrazo sin opción a renuncia.

Natàlia Tàrraco dijo...

Las doce de la mañana o de la noche, tarde para surfear pero no imposible.
Luego con 20 y más 20 y más, expones irrenunciables deseos, me quedo con el último que a la larga los resume todos. Besito irrenunciable.

casss dijo...

No renuncio a un texto tuyo, aunque tenga más de 20 palabras. (ojo... si por esas cosas llegase al millón, seguro que no me darían las fuerzas, aunque nunca me faltaría la voluntad :)

Bella forma de expresarte que embelesa.

un fuerte abrazo

Cristina Piñar dijo...

Buenas renuncias las tuyas, ¡aunque te has colado de las 20 palabras, tramposillo! jajaja. Un beso.

miralunas dijo...

fuera de la norma!
con trampa, pero buenìsimo.

Tracy dijo...

¡No vale, fullerillo! Verás como se va a poner el Jefe Gus...

San dijo...

Venga a renunciar, que está muy bien, y si hay que apoyar esos renunios se apoyan, a mi lo que me ha perdido es esa no renuncia final.
Bravo mi amigo Jose Miguel, me ha gustado tu jueves.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Renuncias, entiendo, no a contar palabras, que las cuentas, sino a ajustar a ellas tu talento. Tal como te he visto y como he disfrutado esos momentos.
Me ha encantado leerte, al fin, aquí, en los jueves. Abrazos.

Lupe dijo...

Muy bueno, Josemiguel.

A ver si en nuestro próximo encuentro juevero, nos acordamos entre todos los reunidos de tu renuncia a apoquinar y te sacamos alguna ronda.

Me encanta encontrarte por los jueves.

Un abrazo.

Lupe

P.D. Eso de levantarte a las 12-tiéqueserlaleche- ¿es por culpa de esos comerciales que tanto te gustan? Jejeje

Lucia M.Escribano dijo...

Lo que has dejado claro es que no renuncias a hacer lo que te de la gana y eso me gusta jajaja.
Ahora, creo que declarando que renuncias a pagar unas cervezas, te has hechado algun enemigo que otro, y que en el siguiente encuentro la mofa va a ser la leche en verso.Espero disfrutar de esos momentos.jajaja
Saludos amigo.

G a b y* dijo...

Sin duda hay cosas tan vitales, de las que no podríamos desprendernos jamás, otras, pueden echarse a un lado con los "renuncio" más claros y contundentes.
Buena exposición en 20, y un texto anexado, que merece todas y cada una de las palabras que contiene.
Un beso:
Gaby*

Neogéminis dijo...

Aunque renunciaste a los condicionamientos formales, no lo hiciste a los de fondo: capacidad creativa!
Saludos jueveros!
=)

Fabián Madrid dijo...

Muchas renuncias, veo por aqui...
Un abrazo.

juliano el apostata dijo...

mira que soy de saltarme las normas entre los compañeros...mira que este jueves no me las salté... JODERSE, ME DAS ENVIDIA¡¡¡
MEDIO BESO.

Sindel dijo...

Todas tus renuncias las comparto, hay cosas a las que no se debe renunciar, porque la vida es para disfrutarlas.
Un beso.

Maria Liberona dijo...

Me gusto muy buen escrito pero vaya... más que 20 palabras eee

Pepe dijo...

Debería haber renunciado a leerte después de las veinte primeras palabras, por abusón, pero no he podido. La próxima vez que nos encontremos (que sucederá, no lo dudes), tendré en cuenta tu disposición a pagar la última ronda por muy tarde que sea.
Un fuerte abrazo.

Alicia Gonzàlez dijo...

Renuncio a dejar pasar la danza de una mariposa, que bonito, un buen propósito de vida, aprovechar todo lo bueno que nos rodea. Me gustó mucho. Besote

Charo dijo...

Yo no sabía que se podía hacer trampa!ja ja...pero muy original. Me ha gustado.
BS