viernes, 23 de noviembre de 2012

EL CARÁCTER DE LOLA






    Inteligente, imaginativa y ruidosa. Pisa fuerte Lola. Sus palabras siempre son dulces y todos ofrece su corazón.
En las fiestas del barrio se reúne con el grupo de teatro; el coro la espera para ensayar; los mayores desempolvan sus trajes regionales y bailan orgullosos; los más jóvenes sacan las máscaras. Todo lo hacen bajo sus auspicios y con satisfacción. 

Antes de acabar las fiestas, entró un reconocido anciano en el salón y habló delante del micrófono, dirigiéndose a ella de una forma áspera, desaprensiva e intransigente. Su soberbia encubierta y su  egocentrismo – le espetó- reducían el criterio personal de los que siempre colaboraban. Era la primera vez que alguien se le enfrentaba crispado.

A partir de aquel día, Lola ya no fue la misma. Ya no habría sugerencias ni mandatos.  Comprendió que la gente tenía que ser independiente a la hora de tomar sus decisiones.


1 comentario:

m mar dijo...

Que palo, creía que Lola era fantástica y al final era una tirana. Me he quedado muy triste.